S&P prevé que la deuda mundial sume USD 200 billones

Publicado en fecha 07-12-2020
La deuda mundial se dispone a alcanzar para fines de este año 200 billones de dólares, o 265% del Producto Interno Bruto (PIB) global anual, según previsiones publicadas por S&P Global.

La agencia calificadora dijo que esto equivale a un alza de 14% anual como porcentaje del PIB mundial, algo que ha sido amplificado tanto por el desplome económico provocado por la crisis del Covid-19 que ha derivado en préstamos extras a los que han tenido que recurrir gobiernos, empresas y hogares.

“La deuda global en relación al PIB lleva muchos años con una tendencia al alza. La pandemia simplemente exacerbó el alza”, señaló el reporte de S&P.

No obstante, pese al gran salto y una esperada ola de impagos durante el año próximo, la firma no cree que vaya a haber una gran crisis en este momento.

“Es improbable que el proyectado aumento de 14% en la deuda sobre el PIB en el 2020 provoque una crisis de deuda en el corto plazo, a condición de que las economías se recuperen, las vacunas se distribuyan ampliamente, las tasas de interés sigan muy bajas y se modere el comportamiento del préstamo”, indicó el informe.

Siempre y cuando la economía mundial vuelva a ponerse de pie tras la pandemia, el ratio mundial de deuda sobre el PIB debería volver a bajar para el 2023, según S&P.

“Esperamos que se alivie el crecimiento de la deuda de corporaciones, gobiernos y hogares, como suele ocurrir tras las recesiones”, agregó.

Deuda para combatir estragos
Anteriormente, el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF, por su sigla en inglés) informó que la deuda mundial podría alcanzar una cifra récord de 277 billones de dólares para finales del 2020.

Dijo que la deuda global incrementó 15 billones de dólares durante este año y hasta septiembre, ya que instituciones financieras así como los gobiernos de los países gastaron y endeudaron para combatir los estragos generados por la crisis de Covid-19

“Existe una incertidumbre sobre cómo la economía global se puede desapalancar en el futuro sin implicaciones adversas significativas para la actividad económica”, dijo el IIF en su informe.

Al mismo tiempo, la agencia calificadora de riesgos, Moody’s, publicó en noviembre el informe, Global Sovereign Outlook de Moody's Investors Service, donde mencionó que la perspectiva de la solvencia de la deuda soberana global para el 2021 es “negativa”, ya que el impacto que generó el Covid-19 se extenderá más allá de ese año.

Los registros más altos
Igualmente, Moody´s informó que los elevados déficits fiscales provocados por la pandemia llevarán los niveles de deuda pública a los registros más altos desde la Segunda Guerra Mundial.

La agencia calificadora cree que, a corto plazo, los países más afectados serán los que tienen las calificaciones crediticias más bajas, “dada su menor fortaleza económica e institucional, así como su acceso más limitado al financiamiento”.

Sin embargo, a mediano plazo, todos los países deberán afrontar desafíos políticos para reconducir los déficit y el elevado nivel de deuda.