Estudio del BID estima que una mayor digitalización impulsará el crecimiento en América Latina

Publicado en fecha 31-07-2020
Un aumento relativamente menor de la eficiencia de los servicios mediante un incremento de la digitalización puede impulsar el crecimiento de América Latina (AL) y el Caribe en 5,7% durante un periodo de 10 años, estimó  en un estudio el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“Para América Latina y el Caribe, eso representa alrededor de 325.000 millones de dólares en ingresos adicionales durante ese decenio”, indicaron los expertos de la entidad multilateral.

La publicación busca ser una guía para cuando los países salgan de la dura crisis impuesta por la pandemia, que según el Fondo Monetario Internacional provocará una contracción del PIB de la región de 9,4% en el presente año.

El presidente del BID, el colombiano Luis Alberto Moreno, dijo en un editorial esta semana que los problemas de infraestructuras que desataron las protestas que vivió la región el año pasado van a estar esperando después de la pandemia, “salvo que se construya una recuperación basada en servicios sostenibles y en los espacios que pide la gente”.

“La infraestructura será un componente crítico de nuestros esfuerzos por impulsar las economías y reducir las desigualdades tras la pandemia”, indicó Eric Parrado, economista jefe del BID.

Agustín Aguerre, gerente del Departamento de Infraestructura del BID, indicó que durante mucho tiempo la región se ha enfocado en “los ladrillos, cañerías y otros activos tangibles”.

“La tecnología digital nos permite tener una mejor comprensión de cómo la gente utiliza las carreteras y consume agua y electricidad”, explicó el experto.

Detrás de la reforma laboral
El estudio detectó que la región sufre profundas brechas en infraestructura frente a las economías más desarrolladas y que en la última década invirtió 2,8% de su PIB en infraestructura, la mitad que los países emergentes de Asia.

Además, el BID señaló que “la región tiene un buen desempeño en términos de medidas básicas de acceso pero no en términos de calidad de los servicios”.

“El 97% de los hogares urbanos de América Latina tiene acceso al agua, pero menos del 40% de las aguas servidas de las ciudades es tratada”, citó como ejemplo.

Asimismo, el tiempo promedio de viaje al trabajo en las grandes urbes de la región es de 90 minutos y la velocidad de descarga de archivos es 10 veces menor que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos.

Además de la baja calidad de los servicios, el banco señaló que los hogares y empresas deben pagar tarifas muy altas.