Paraguay mantiene el menor déficit fiscal anualizado de la región

Publicado en fecha 04-08-2017
 Nuestro país presenta el déficit fiscal anualizado más bajo en la región, de -1,2% del Producto Interno Bruto (PIB), comparativamente con Argentina que tiene -5,2%, Brasil con -7,7% y el Uruguay, con -3,4%. Además, Paraguay sigue destacándose a nivel regional por el buen desempeño económico y la sólida política fiscal, de acuerdo con el Informe de Situación Financiera (Situfin) a julio de este año, elaborado por la Subsecretaría de Estado de Economía del Ministerio de Hacienda.

El documento fue presentado esta mañana por el viceministro de Economía, Humberto Colmán, y la directora de la Dirección de Política Macro-Fiscal, Viviana Casco. El mismo destaca que el Paraguay mantiene una sólida política fiscal dando fuerte impulso a las inversiones en un marco de responsabilidad fiscal.

Además refiere que los gastos crecen a tasas moderadas, lo que permite una mayor participación de la inversión social, potenciando los programas sociales más emblemáticos como Tekopora y Adultos Mayores. También menciona la fuerte contención del gasto salarial, ya que de cada 100 guaraníes, unos 66 guaraníes van para salarios.

El informe da cuenta que a julio de este año el déficit de la Administración Central asciende a 844 mil millones de guaraníes (USD 152 millones, aproximadamente), explicado por inversiones financiadas con Fuente 20 (FF20), Recursos del Crédito Público, de los cuales el 43% corresponde al préstamo programático del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y un 27% a los Bonos Soberanos.

Igualmente, el documento destaca que los ingresos tributarios están en línea con las estimaciones iniciales, con un crecimiento del orden del 8,9%. En efecto, los ingresos tributarios se recuperan y se observa un mejor desempeño del comercio exterior que contribuye al mejoramiento de los ingresos de la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) y la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), los cuales están en línea a lo previsto al inicio del año.

Finalmente, cabe mencionar que el superávit operativo gradualmente se recupera y genera espacio fiscal para los gastos de capital, que en el mediano plazo reducirá la dependencia de recursos del crédito público para obras de infraestructura.