Retenciones por servicios digitales entrarán a regir desde enero del 2021

Publicado en fecha 03-12-2020

A partir del 1 de enero del 2021, las adquisiciones de servicios que se realicen en el extranjero a través de plataformas virtuales por parte de consumidores finales, estarán alcanzadas por el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y por el Impuesto a la Renta de No Residentes (INR), así lo confirmó el viceministro de Tributación, Oscar Orué, durante una entrevista radial.
Al respecto, explicó que dicha disposición se encuentra establecida en la Ley N° 6380/2019 cuya implementación gradual se viene realizando a partir del 1 de enero del presente año.

Por otra parte, el viceministro Orué dijo que además entrará en vigencia la retención del IRP por rentas y ganancias del capital, provenientes de premios de casinos, apuestas deportivas, de premios de juegos de loterías, rifas, sorteos, bingos y demás juegos de suerte o de azar. La tasa de retención será del 8% sobre premios mayores a G. 500.000.

Mencionó además, que otro de los capítulos de la nueva Ley Tributaria que entrará en vigencia desde el próximo mes de enero es el de los Precios de Transferencia, una nueva figura que afectará principalmente al sector agrícola exportador, con el que se busca transparentar los ingresos por operaciones internacionales.

En ese sentido, la nueva Ley dispone que los contribuyentes del Impuesto a la Renta Empresarial (IRE) que celebren operaciones con partes relacionadas residentes en el extranjero o en el país cuando la operación para una de las partes esté exonerada, exenta o no alcanzada por el IRE. También a quienes operen con empresas residentes en países de baja o nula tributación.

Los citados contribuyentes, a efectos de la Ley, estarán obligados a determinar sus ingresos y deducciones, considerando para esas operaciones los precios y contraprestaciones que hubieran utilizado con o entre partes independientes en operaciones comparables, en similares condiciones.

Finalmente, acotó que todas estas medidas apuntan a transparentar las transacciones comerciales nacionales y de alcance internacional.