PIB crecerá 4,1% este año, según proyección del BCP

Publicado en fecha 03-01-2020

El Banco Central del Paraguay (BCP) informó que la actividad económica ha comenzado a mostrar señales de recuperación a partir de inicios del segundo semestre, como se había señalado en el informe previo. En el tercer trimestre, la variación interanual del  Producto Interno Bruto (PIB) se ubicó en 2,8%, luego de dos trimestres consecutivos de caídas interanuales.

Se estima que el crecimiento de la economía paraguaya para el 2020 sea del orden del 4,1%. Dicha expansión se explica por el buen desempeño esperado en el sector primario (agricultura), secundario (manufactura y construcciones) y el sector terciario (comercio y otros servicios), según la proyección 2020 del PIB.

El sector primario prevé un crecimiento del 3,8%, impulsado principalmente por la agricultura, que, de la mano de su principal rubro –soja– espera un repunte en su crecimiento en torno al 5%, siempre y cuando no se produzcan shocks inesperados de índole climático.

El sector ganadero, si bien en el 2019 ha tenido un desempeño deslucido, se espera una recuperación en el año 2020. El trabajo de mejoramiento genético y la implementación de alta tecnología, permitieron posicionar a la carne paraguaya en 38 países. Aun así, sigue existiendo una alta dependencia en 5 principales destinos (Chile, Rusia, Israel, Brasil y Taiwán), lo cual constituye un desafío para el sector ganadero en términos de buscar nichos de mercado como el asiático, en donde se puede tener la opción de colocar un mayor volumen y a mejor precio.

En el sector secundario, se prevé una tasa de crecimiento en torno al 4%, explicada por un dinamismo sincronizado en la agrupación manufacturera (4,6%). La construcción tendrá una expansión en torno al 3,7%, explicada por la ejecución de planes de inversión en infraestructura por parte del gobierno, como ser redes viales, construcción de viviendas sociales en municipios y el proyecto de mejoramiento de habitabilidad de la Chacarita, todas ellas ya iniciadas en la segunda mitad del 2019.

Por el lado de la oferta, las actividades económicas con mayor incidencia en el crecimiento fueron los servicios, la construcción y la agricultura. No obstante, la generación de energía eléctrica ha continuado registrando un desempeño negativo.

Desde la perspectiva del gasto, el consumo privado y público fueron los principales componentes que explicaron el crecimiento interanual del trimestre, de acuerdo al Informe de Política Monetaria.

En relación al comportamiento de los precios, la inflación total y las medidas de tendencia han seguido mostrando una trayectoria a la baja, ubicándose en niveles cercanos al límite inferior del rango meta. Entre los meses de octubre y noviembre, el promedio de la inflación total interanual fue 2,2%, inferior al 2,8% observado en el tercer trimestre. Esta disminución se explicó principalmente por la menor tasa de variación interanual de los precios de los servicios, de los alimentos y de la energía.

En cuanto a las decisiones de política monetaria, en las reuniones de octubre, noviembre y diciembre del 2019, el CEOMA mantuvo la tasa de referencia en 4% anual.  En los comunicados del Comité se resaltó la moderación sincronizada del crecimiento económico global y la complejidad del panorama económico regional por las tensiones políticas y sociales observadas en el periodo reciente.