Un paraguayo que apuesta por la innovación tecnológica a través del reciclado

Publicado en fecha 14-01-2019
El señor Siegfried Konther es un exmarino que se dedica a inventar motores y dispositivos mecánicos en sus tiempos libres, buscando siempre la sencillez. Pudo lograr que algunos de sus inventos fueran patentados de forma internacional. El que más resalta de entre ellos, es el SK1 que recibió como título “El primer motor rotativo más sencillo del mundo”. Ganó una medalla de oro en la ciudad de Génova con otro motor que consiste en un sistema de engranaje. Lo más resaltante es que todos sus inventos los hace de materiales reciclados, prácticamente todo de aluminio.

 “Estuve en la armada de la marina 13 años, luego me retiré en los primeros meses del año 1970. Fue entonces cuando comencé con mis inventos”. Siegfried cuenta que siempre le gustó la parte mecánica de los aparatos, pero notaba que desarmarlos era muy complicado. “No se necesitaban herramientas especiales, sino un robot por lo complejos que eran, mucho me preocupé por ese tema”.  Entonces pensó un modo de simplificar la estructura del motor, así fue como decidió construir el SK1, uno de sus primeros inventos y el más importante.

En su patio trasero tiene otras máquinas, una de las más llamativas es a la que nombró como “La hidroeléctrica más pequeña del mundo”. Básicamente es una rueda hidráulica que va conectada a una cuerda que gira sobre un eje central y de ahí a un pequeño generador. De ese modo logra crear una cierta cantidad de energía utilizando una naciente que tiene en el lugar. También armó un mareomotriz, que únicamente se podrá usar en el mar, su función específica es comprimir aire, para su posterior uso. Otro de sus artefactos es un electro freno, que consiste en un freno de emergencia que va en el volante de los vehículos. Asimismo, dijo que construyó un generador de energía eólica a escala y que estaba trabajando en uno mucho más grande, pero por problemas de salud no pudo seguir con el proyecto y es algo que quedará pendiente hasta su recuperación.

Konther habló sobre la importancia de la ciencia y la tecnología para el desarrollo del país, y en su opinión por lo que ha escuchado sobre el Premio Nacional Pirre et Marie Curie, (llevado adelante por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología-CONACYT con la Alianza Francesa, el MEC y la Embajada de Francia),  le parece de suma importancia para inculcar la innovación y la inventiva en los adolescentes. “Es importante inculcar estos temas en los chicos, para que vayan haciendo inventos que sean de utilidad para otras personas, buscando siempre la simplicidad de los mismos” dijo.

El señor Siegfriend explicó que todas las personas que estén interesadas en ver sus máquinas  pueden acercarse a su vivienda, ubicada en la ciudad de San Lorenzo sobre la calle Cerro Corá entre Azara y General Genes.

Por último, instó a los jóvenes a que busquen la forma de poner en práctica sus ideas. “A veces el problema es el dinero, al menos ahora que todo es tan caro, pero si es posible deben esforzarse por inventar, por innovar, por buscar una facilidad para hacer las tareas cotidianas. Por lo que me contaron acerca del CONACYT, es una gran institución para los jóvenes. Porque en mi caso cuando comencé en todo esto, no había casi iniciativas del Estado para impulsar la innovación” finalizó.
Fuente: CONACYT