Buenas expectativas generan la producción de algodón y otros rubros en Itapúa

Publicado en fecha 09-01-2019
El Ministerio de Agricultura y Ganadería se encuentra abocado en mejorar y verificar las condiciones productivas de distintas zonas del país.

En este sentido el viceministro de Agricultura, Nicasio Romero, visitó las fincas productivas de algodón en la zona de influencia del Centro Desarrollo Agropecuario (CDA) Itapúa Sur.

Durante la visita técnica, se verificó una excelente calidad en la producción de algodón, esto genera gran expectativa en los pequeños productores que optaron por éste rubro.

En la zona se cuenta con más de 1.600 hectáreas de cultivo; con un excelente estado de desarrollo.

Se estima que para finales de febrero y principios de marzo se estaría iniciando el proceso de cosecha del oro blanco.

El mercado de comercialización está asegurado, pues existe un convenio entre el MAG y Manufacturas Pilar; empresa que adquirirá la totalidad de la producción, con un precio base de 2.800 por kilo de algodón.

El MAG se encargó de proveer las semillas de algodón para las más de 1600 hectáreas sembradas, además de brindar capacitación y asistencia técnica en todo el proceso productivo, la preparación del suelo fue una labor conjunta con la Gobernación de Itapúa.

Durante la visita al sur del país, el Viceministro de Agricultura, Nicasio Romero, llegó hasta las fincas productivas de distintos distritos de Itapúa, donde constató buena productividad que se logra con sistemas de producción conservacionistas, sustentados en un correcto manejo, conservación a recuperación de los suelos. Recomendó el uso de abonos verdes, abonos orgánicos, y seguir las recomendaciones de los extensionista del MAG, por sobre todo respetando al medio ambiente para lograr un suelo productivo en calidad y cantidad.

Don Vicente Ocampo, productor de San Pedro del Paraná, es un ejemplo que con el cultivo bajo un sistema de conservacionista, recurriendo a la siembre directa, el uso de abonos verdes y orgánicos como pilar para la recuperación de su suelo, logró incrementar su producción de maíz de un rendimiento de 800 kilos aproximadamente por parcelas, a un incremento de 8.000 a 9.000 kilos en la misma superficie.

Estos resultados favorables en beneficio de los agricultores, hacen que el MAG insista en la importancia de la implementación de las buenas prácticas agrícolas de conservación y recuperación de los suelos en las fincas, respetando al medio ambiente, utilizando abonos verdes y la siembra directa, como el único camino para garantizar la producción de alimentos en el campo.