Cesión de deudas: MSP innova para cumplir con proveedores

Publicado en fecha 02-11-2018
Al asumir el 15 de agosto, la actual administración se encontró con una deuda aproximada de 150 millones de dólares con el sector farmacéutico.

Para honrar su compromiso, plantea la cesión de deudas, enmarcada en la Ley 2051/3, lo que permitirá autorizar el pago a cada uno de los proveedores a través de bancos de plaza de su elección. Esto no representará costo adicional alguno para el Ministerio de Salud.

En sede del Ministerio de Salud, el titular de esta cartera de Estado, Dr. Julio Mazzoleni; el Ministro de Hacienda, Benigno López, y el Director Nacional de Contrataciones Públicas, Abog. Pablo Seitz Ortiz, dieron a conocer un acuerdo de cesión de la deuda del Ministerio de Salud Pública con la industria farmacéutica a la banca privada, una operación inédita en la administración central del Gobierno.

Tras un análisis de la deuda histórica institucional con los proveedores de medicamentos, insumos y reactivos que se arrastra desde el año 2014, cuyo valor asciende a unos 150 millones de dólares, aproximadamente (hasta el momento ya se pagó alrededor de 70 millones de dólares), la Cartera Sanitaria propuso al Ministerio de Hacienda la conformación de una mesa de trabajo conjunta con farmacéuticas, a fin de plantear la cesión de deudas. Esta operación consiste en autorizar el pago a proveedores a través de bancos de plaza de su propia elección, a partir de una constancia emitida por el Ministerio de Salud, respaldada la Dirección General del Tesoro.

La figura de cesión de deudas está enmarcada en la Ley 2051/03 “De Contrataciones Públicas”, y su aplicación es un hecho sin precedentes en la administración central, lo que redituará en el cumplimiento de los compromisos institucionales arrastrados de administraciones anteriores con unas 120 empresas. Los bancos pagarán a los proveedores y el Ministerio de Salud lo hará a estas entidades en cuotas sin intereses.

Esto permitirá garantizar la provisión de medicamentos, insumos y reactivos a los hospitales dependientes del Ministerio de Salud, lo que se traducirá en la respuesta oportuna a la ciudadanía, es decir, que las farmacias internas contarán con los medicamentos e insumos de la lista básica cuando cada paciente vaya con su receta médica a requerirlos; y que los laboratorios realizarán las pruebas contempladas en la cartera de servicios.

“Esta operación inédita nos permite hacer frente a las obligaciones presentes y futuras del Ministerio de una manera mucho menos complicada. A partir del mes de abril pasado, existía un acuerdo mediante el cual el Ministerio pagaba unas cuotas mensuales para hacer frente a la deuda, y esas cuotas generaban una cierta presión y dejaban un margen relativamente estrecho para seguir cumpliendo con las obligaciones. La cesión de la deuda a la banca privada, que se va a hacer sin que el Ministerio absorba ni los intereses ni los costos financieros de la operación, nos va a permitir contar con más recursos para orientarlos a los medicamentos e insumos que la gente necesita, y para ser previsibles en nuestro pago de deudas”, resaltó el Dr. Julio Mazzoleni, al tiempo de detallar que el pago se realizará en 24 cuotas iguales y consecutivas, pasando de una cuota en el orden de 11 millones de dólares a una inferior a un tercio de este monto.

Por su parte, el Ministro Benigno López, resaltó la predisposición de las empresas proveedoras. “Quisiera destacar el espíritu de los acreedores. Esto pareciera que es sencillo y fácil, sin embargo, para ellos no. Lo que tenían previsto recibir al contado lo van a hacer en 24 meses y asumen el costo financiero y de operación, lo que habla de un espíritu de colaboración al Gobierno para encontrar un camino juntos de acuerdo definitivo en cómo resolver algo tan importante, que es la salud pública y la provisión permanente de insumos y medicamentos”, refirió. 

Algunas ventajas de la cesión de deudas

Con esta herramienta legal, el Ministerio de Salud demuestra la intención de pago a sus proveedores, dando oportunidad de seguir cubriendo servicios sin la angustia de la deuda.

En el proceso de pago mensual, la Cartera Sanitaria conseguirá satisfacer la obligación sin generar interés o sobrecosto. Es decir, no asume costo adicional a lo adjudicado y ejecutado con las empresas. 

Salud Pública termina pagando lo mismo, pero en forma fraccionada. Mediante ello, optimizará sus recursos, pues al hacerlo en un mayor tiempo, el monto de las cuotas es más bajo y eso libera a pagar nuevos compromisos, que ya no se convertirán en nuevas deudas.