Se desplomó la moneda Argentina

Publicado en fecha 31-08-2018
El peso argentino sufrió su mayor derrumbe diario desde diciembre del 2015 al aumentar la desconfianza de los inversionistas en la política financiera del país, pese a los esfuerzos del gobierno de demostrar el aval del Fondo Monetario Internacional (FMI) y de ratificar el compromiso por achicar el déficit fiscal para despejar dudas de una  insolvencia.

“La recesión es el principal problema del gobierno”, y “si no se regenera la confianza, se sigue pagando con una subida del dólar”, dijo el economista Federico Furiase, de la consultoría EcoGo.

Diferentes funcionarios del gobierno intentaron el jueves contener la crisis financiera con mensajes de optimismo, pero en el mercado aumentó la incertidumbre de los inversionistas y se manifestaron las críticas de los empresarios.

La moneda interbancaria cayó 12,10%, a 38 pesos por dólar, con ausencia de oferta de divisas por parte de los exportadores y una masiva demanda entre ahorristas mayoristas y minoristas. El piso mínimo intradía alcanzó los 42 pesos.

La devaluación resultó ser la segunda más grande en la era presidencial de Mauricio Macri, quien a la semana de asumir en diciembre del 2015 liberó el mercado cambiario y el peso cayó casi 30% en un día.

El banco central se vio obligado a ofrecer 500 millones de dólares, de los que colocó 330 millones mediante licitación, con la idea de marcar un precio final de mercado dada la mayor volatilidad diaria desde que se liberó la plaza cambiaria hace casi tres años.

Esta semana, la autoridad monetaria acumula ventas por 1,40 millones de dólares de sus reservas para contener al peso, un esfuerzo infructuoso. La inyección se eleva a 2.076 millones de dólares en agosto y sube a 13.511 millones en el año, según datos con base en un reporte oficial.

La moneda acumula en nueve días una caída de 24,08%, en agosto pierde 30,14% y en el transcurso del 2018 se depreció un preocupante 52,48 por ciento.

“El cierre de posiciones a futuro que tienen vencimiento el viernes potenció la demanda de divisas en un contexto de incertidumbre y alta volatilidad”, explicó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

Macri  anunció el miércoles que se acordó un adelanto de fondos con el FMI para garantizar el financiamiento del país, en medio de temores a una potencial cesación de pagos de deuda. Sin embargo, tampoco sus palabras lograron poner un freno a la depreciación del peso.

Eleva tasas
Para quitar liquidez del sistema financiero, el banco central elevó a 60% la tasa de interés, desde 45% previo, e incrementó en 5 puntos porcentuales los encajes bancarios, integrables con pesos, letras Leliq o Nobac. Esto arrastró a las tasas interbancarias a una abrupta subida de 1,600 puntos básicos al cierre, a 57% anual promedio. En la apertura, se llegó a marcar un rendimiento en torno a 65 por ciento.

Los bonos soberanos cayeron  2,2% promedio, encabezados por ventas entre los nominados en dólares, con un riesgo país argentino del banco JPMorgan que aumentaba 47 unidades hasta  774 puntos básicos. Éstos eran niveles similares a los de diciembre del 2014.

Arrastradas
Las monedas de economías emergentes fueron arrastradas por las devaluaciones de las divisas de Argentina y Turquía, debido fundamentalmente a factores internos relacionados con la evolución de sus políticas monetarias.

El real brasileño también fue afectado por la crisis Argentina, por lo que el Banco Central de Brasil debió realizar una subasta extraordinaria de swap cambiarios para respaldar a su moneda.

El real cayó 1,04% a 4,1493 unidades por dólar a la venta, su segunda menor cotización histórica. La lira turca que perdió 5,03%, seguido por el rand sudafricano con una minusvalía de 1,45% y el rublo ruso cayó 0,50 por ciento.

El peso mexicano fue afectado negativamente por ser país emergente, donde presentó una depreciación cercana a 1 por ciento.

La directora de Análisis Económico y Bursátil de Banco Base, Gabriela Siller Pagaza, comentó que la depreciación del peso no fue directamente por la devaluación del peso argentino, sino por el nerviosismo de los inversionistas hacia los países emergentes.

Dijo que Argentina ha vivido importantes crisis en los últimos años, además de que está siendo mal manejada, y con el aumento de la tasa de interés su actividad económica podría caer en recesión.

El director económico de CIBanco, Jorge Gordillo, mencionó que los inversionistas se han puesto nerviosos en los últimos días, por la incertidumbre sobre la evolución de las economías emergentes, como Brasil, Turquía y Argentina.

Dijo que México, al ser emergente, también es afectado sobre todo en la parte de la recomposición de los portafolios, pues los inversionistas comienzan a sacar sus recursos para llevarlos a mercados más seguros. (Con información de Ricardo Jiménez)

El índice Merval de Buenos Aires gana 5.34% en la jornada del jueves
El índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires subió este jueves 5,34%, a 26,754.85 puntos, impulsado por el alza de 13,52% de la brasileña Petrobras en una rueda que se despegó del pánico por la nueva corrida cambiaria.

Los indicadores del mercado estaban en rojo, con depreciación de 13,52% del peso y la tasa de interés de referencia aumentada a 60%, en un marco de desconfianza en el rumbo económico, pero los precios bursátiles estaban tentadores y las ventas predominaron, dijeron operadores.

“Se consolidó una nueva y fuerte alza con una subida impulsada por las acciones de las petroleras”, destacó el portal especializado ámbito.com.

Tal fue el caso de la productora Pampa Energía (+9,68%), la segunda con mejor rendimiento en el tablero de empresas de vanguardia, en tanto que la baja más aguda la experimentó la Distribuidora de Gas Cuyana (-4,05 por ciento).

El balance general de empresas arrojó 70 alzas y 16 bajas, con cuatro acciones sin cambios.

El volumen negociado en acciones alcanzó los 1,710.7 millones de pesos (42.8 millones de dólares).

Según publicó el periódico Clarín, el principal diario argentino, los inversionistas se mantienen a la espera de más detalles por parte del gobierno de Macri sobre qué condiciones implica el acuerdo para que el FMI adelante fondos. (Con información de AFP)