Miembros del movimiento fuerza industrial instan al cumplimiento de la ley 60/90

Publicado en fecha 20-02-2018
Adherentes al movimiento Fuerza Industrial, que impulsa la candidatura del Arq. Luis Tavella a la Presidencia de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), mostraron preocupación por las liberaciones que concede el Gobierno a la importación y utilización de productos del exterior que existen en la industria paraguaya. 

Alfredo de Hollanda, titular de la Cámara Paraguaya del Aluminio y del Vidrio (Aluvi) e integrante del equipo Fuerza Industrial, recordó la vigencia de una legislación que establece el régimen de incentivos fiscales para la inversión de capitales de origen nacional y extranjero.

"Existen regímenes fiscales para inversiones, el más conocido es la ley 60/90 que exonera de impuestos aduaneros a aquellos productos no manufacturados en el Paraguay, requeridos por los inversionistas para la ejecución de sus proyectos, excluyéndose, explícitamente, a los de producción nacional.  Sin embargo, se libera de impuestos a bienes que sí se fabrican en el país, perjudicando en gran medida a la industria nacional", explicó de Hollanda.

Empresas y gremios asociados a la UIP denuncian constantemente atropellos a los intereses del sector, que respaldan a empresas extranjeras bajo argumentos rebuscados, y olvidan que la instalación de las empresas extranjeras es posible en este momento gracias a la infraestructura ya instalada en el país, financiada con el aporte de impuestos de los ciudadanos paraguayos y empresas nacionales afincadas desde hace varios años 

"Interpretan la ley de modo que favorezca al bien importado, en vez de proteger y potenciar a la industria nacional. Están permitiendo la liberación de impuestos a productos importados que sí se producen en nuestro país, favoreciendo el trabajo, la educación y la salud en otros países", sostuvo el empresario.

Ilustró el hecho desde el área que le compete, diciendo: "Por ejemplo, la fabricación de vidrio en el Paraguay responde actualmente a las necesidades demandadas por el sector de la construcción, ajustándose a los pedidos específicos y con capacidad de reacción ante nuevos desafíos instalada; pero, en el caso falaz de supuesta  ausencia de stock, aprovechan para liberar productos homólogos traídos de afuera", subrayó el titular de Aluvi.

"En su momento, lo hemos denunciado a las autoridades correspondientes, a través de la prensa y las redes sociales, pero, lamentablemente, cada día se ejecutan proyectos sin sustento legal claro, ni mucho menos sentido de justicia para la industria nacional, en detrimento del país. Desde el movimiento, instamos al Gobierno a que se respete y se cumpla con el espíritu de esta ley", resaltó Alfredo de Hollanda.