Empieza el año con eco-consejos más sostenible

Publicado en fecha 02-01-2018
Con pequeñas acciones del día a día podemos reducir nuestra huella de carbono y aportar nuestro granito de arena para frenar el calentamiento global. Te proponemos 12 gestos, uno para cada mes, para que en 2018 seamos todos un poco más sostenibles.

1. Cuidado con lo que compras. Prioriza los materiales naturales y reciclables. Por ejemplo la madera frente al plástico. Compra más a granel y reducirás la generación de residuos. Y, sobre todo, evita el desperdicio alimentario: entre octubre de 2015 y septiembre de 2016 los hogares españoles tiraron 24 millones de kilos semanales de alimentos en condiciones de ser consumidos, según el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

2. Prioriza los productos de proximidad. Al comprar productos locales no sólo beneficias a la economía de la zona, generando empleo y riqueza en el territorio, sino que además reduces el consumo de energía y las emisiones derivados del transporte.

3. Aprende a leer etiquetas. Algunos electrodomésticos y también las viviendas en venta o alquiler disponen de una etiqueta energética. Esta nos permite conocer la eficiencia energética del aparato o vivienda, es decir su consumo. La eficiencia se clasifica de la G, menos eficiente, a la A, más eficiente. En aparatos como las lavadoras o secadoras ya hay modelos de clase A+++.

4. Una cesta más ecológica. Los alimentos y bebidas ecológicas son más saludables para las personas y más respetuosos con el medio ambiente. La oferta existente es ahora más amplia, con supermercados y secciones especializadas, y los precios son cada vez más competitivos. Catalunya es una de las regiones líderes en producción agraria ecológica.

5. Intercambia o compra de segunda mano. Las aplicaciones de venta o intercambio de productos de segunda mano han recuperado la vieja costumbre de pasar la ropa o juguetes entre familiares. Da una segunda vida a la ropa escondida en el fondo del armario o al dispositivo que te regalaron y que sólo has usado un par de veces.

6. Di no a las bolsas de plástico. La cesta de toda la vida vuelve a estar de moda. Otra opción es llevar una bolsa plegable de tela en el bolso o bien acordarse de cogerla antes de ir de compras. Según el Worldwatch Institute, una bolsa de plástico puede tardar un total de 500 años en descomponerse.

Montándote en una bici te mantendrás activo y contribuirás a que se respire un aire más neto Montándote en una bici te mantendrás activo y contribuirás a que se respire un aire más neto (DragonImages / Getty Images/iStockphoto)
7. Di adiós a los malos humos. Los coches son la principal fuente de contaminación atmosférica y uno de los grandes causantes del cambio climático. Opta por medios de transporte más sostenibles, como el transporte público o la bicicleta. Montándote en una bici te mantendrás más activo y en forma y contribuirás a que se respire un aire más neto.


8. Ahorra energía en el hogar. No son necesarias grandes reformas. Basta con simples gestos como no dejar encendidas las luces de las habitaciones o zonas desocupadas, utilizar bombillas LED, sacar los alimentos del congelador con antelación en lugar de descongelarlos en el horno o al microondas… Y no te pases con la temperatura del termostato. El planeta y tu bolsillo te lo agradecerán.

9. No malbarates el agua. Es un bien escaso y también un poco más caro este año que empieza. Cierra el grifo mientras te enjabones o te laves los dientes, prioriza las plantas de bajo riego y si tienes piscina no la vacíes en invierno sino que trata el agua para que aguante hasta el próximo verano.

Separa los residuos y tíralos en el contenedor adecuado
Separa los residuos y tíralos en el contenedor adecuado (Sasha_Suzi / Getty Images/iStockphoto)
10. Repara siempre que sea posible. La obsolescencia programada no nos lo pone fácil, pero antes de desechar es conveniente intentar reparar.

11. Usa tu imaginación y reutiliza. Hay quienes han decorado su casa por Navidad utilizando exclusivamente materiales reutilizados. Sin llegar a este extremo, seguro que muchos de los objetos que tiras a la basura pueden tener un segundo uso. Tu imaginación es el límite.

12. Recicla. Separa los residuos y tíralos en el contenedor adecuado. Con este gesto no sólo reduces la generación de residuos y la extracción de nuevas materias primas, sino que además contribuyes a la generación de puestos de trabajo y a la generación de una economía del reciclaje.