El pavimento de cemento es menos costoso a largo plazo

Publicado en fecha 09-11-2017
El pavimento de hormigón o cemento en un plazo de diez años empata en costos con el asfalto y a los 15 años se gana ya que se obtiene un ahorro de alrededor del 14%, en tanto que a los 30 años la reducción de costos comparado con el asfalto es de alrededor del 30%, dijo Daniel Ortíz, ejecutivo de la INC,  en el marco del Seminario Internacional sobre Rutas de Cemento, organizado por la Asociación Paraguaya de Carreteras.

La inauguración del seminario en el Crowne Plaza contó con la presencia del viceministro de obras, Ing Juan Manuel Cano, el presidente de la Cámara Paraguaya de la Construcción, Ing. José Luis Heisecke y del vicepresidente de la Cámara Vial Paraguaya, Luis Pettengil, así como de empresarios y profesionales del sector vialero.

“El cemento se está utilizando con éxito en los países vecinos y el Paraguay puede poner en marcha con éxito la construcción de rutas de cemento siempre y cuando los proyectos estén bien diseñados. El hormigón no necesita de intervenciones constantes como es el caso de la ruta asfaltada. Es posible que incluso durante muchos años no se necesite hacer ningún tipo de reparación. Es una modalidad sostenible, que ahorra divisas, de menor costo en el largo plazo  y además absorbe menos el calor que el asfalto”, dijo Ortíz.

Más adelante dijo que gracias a las inversiones realizadas el precio del cemento para el año próximo será a la baja y que actualmente está en alrededor de 135 dólares la tonelada. Explicó que esta tendencia del precio es posible gracias a las inversiones realizadas por la Industria Nacional del Cemento. Indicó que con la nueva secadora de puzolana es posible ahorrar 10 millones de dólares anuales, mientras que con el cambio de combustible a pet coke el ahorro sería de otros 22 millones de dólares anuales, lo que eventualmente permitiría bajar el precio del cemento el próximo ejercicio.

“Las proyecciones de consumo para el año que viene son de alrededor de 1.350.000, en tanto que con la entrada en funcionamiento del nuevo molino la INC estaría duplicando su producción, en enero próximo gracias al nuevo molino,  lo que sumado a la producción de la cementera privada que existe en el mercado se podrá abastecer totalmente la demanda interna”, dijo Ortíz.

Por su parte, el Ing. Hugo Florentín, presidente de la Asociación Paraguaya de Carreteras, dijo que la nueva ley que obliga al uso del cemento lo que hace es poner a disposición una solución más para el mejoramiento de los caminos. Indicó que la ley 5841/2017  establece destinar el 15% del presupuesto para rutas a la construcción de pavimento rígido hasta llegar al 30% en cinco años. Agregó que el Paraguay tiene poca experiencia en la construcción de rutas de cemento por lo que la institución que preside ha tomado la iniciativa de realizar el seminario internacional con técnicos de siete países con la finalidad de conocer las experiencias y transferir conocimientos a los actores vinculados a la construcción de rutas.