China está interesada en adquirir Oi de Brasil

Publicado en fecha 06-11-2017
El viernes 10 de noviembre será una fecha clave para China Telecom en su determinación de desembarcar en Brasil como el cuarto operador móvil, tras intentar primero como postor por la Red Compartida de México.

Brasil pudiera terminar el viernes, con la buena nueva de que hay quien se interesa por inyectar capital al atribulado Oi, el cuarto operador móvil del mercado brasileño, que ese día conocerá los resultados de una reunión clave sobre el futuro inmediato de su proceso de reestructura financiera y que en definitiva lo pondrá más lejos o más cerca de la bancarrota y de la intervención del Estado.

El resultado del viernes 10 de noviembre es la señal que China Telecom espera para terminar de animarse a invertir hasta 6.000 millones de dólares en una compañía que tiene un tercio del mercado brasileño de la telefonía fija, 42 millones de usuarios en el negocio móvil, otro tercio de los servicios de banda ancha del país y una cuota menor en TV de paga, más espectro de cobertura nacional en las bandas de capacidad de los 2.5 GHz, pero también una abultada deuda que, según el tipo de cambio, ronda los 20,000 millones de dólares.

Para Oi el interés de China Telecom significa la segunda oportunidad de volver con fuerza a un mercado disputado por Vivo de la española Telefónica, la triada Claro-Net-Embratel de la mexicana América Móvil y por TIM, de la latina Telecom Italia, tras las ofertas de inyección de liquidez que conoció de inversores rusos a finales del 2015, pero que no llegaron a concretarse.

Para China Telecom, la emproblemada Oi supone su segundo intento por desembarcar de una buena vez al estratégico sector de las telecomunicaciones de América Latina y convertirse en el nuevo jugador de la región a través de Brasil, luego de su malogrado intento por quedarse con el contrato de la Red Compartida de México, con lo que de lleno pudo haberse adelantado a sus coterráneas China Mobile y China Unicom, que igual ya abrieron o están por abrir oficinas en Brasil.

El fondo de inversión TPG Capital Management LP, con sedes en Londres y San Francisco, y China Telecom ya se acercaron desde semanas atrás a Oi para explorar la posibilidad de hacerse con una participación mayoritaria de la compañía tras conocerse las nuevas definiciones que arroje el citado proceso de reestructura, uno que ya sobrepasa los 17 meses de duración.  

De cristalizarse las intenciones de las compañías interesadas en Oi, el fondo de inversión TPG se convertiría en el socio mayoritario y China Telecom se haría con una participación menor, aunque aportaría su know-how como operador en la industria de las telecomunicaciones, pues tiene cerca del 65% de la telefonía fija y opera el más del 75% de la fibra óptica instalada en su propio país.

Y por ello es que China Telecom estaría en capacidad de ampliar la red de fibra óptica de Oi en los más de 2,000 municipios de Brasil donde ésta tiene alcance con sus concesiones, según recogen la agencia Reuters y el diario brasileño Folha de Sao Paulo.