La siembra directa mejora producción y suelo agrícola

Publicado en fecha 20-10-2017
La siembra directa para mejorar el rendimiento de la producción y la calidad del suelo agrícola es una de las acciones que el Ministerio de Agricultura y Ganadería desarrolla y capacita.

La promoción del sistema de siembra directa en pequeñas fincas familiares, el uso de abonos verdes y labranza mínima como alternativa técnica y económica para aumentar la productividad de los cultivos agrícolas y hortícolas es de especial interés para los técnicos que asisten a productores de todo el país.

La siembra directa es un sistema que se basa en la diversificación de cultivos, de renta, consumo y abonos verdes, a través de la rotación y asociación de cultivos. Ese sistema ayuda a mejorar el rendimiento de la producción y la calidad del suelo.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería promociona la cobertura de suelo con abonos verdes de invierno y verano para que a través de la siembra directa se logre una agricultura productiva, rentable, competitiva y sustentable. En varios departamentos con suelos pobres se realiza esta práctica agronómica.

Este sistema consiste en sembrar sobre una cobertura vegetal muerta, sin la preparación tradicional de suelo con arado. La cobertura muerta proviene de restos vegetales del cultivo anterior o de abonos verdes. El suelo es removido solo para abrir los hoyos o surcos y depositar las semillas. Las malezas son controladas con abonos verdes, rotación de cultivos, carpidas selectivas o uso de herbicidas.